4/30/2006

Revive la cultura indígena en Tibes


Un guerrero indígena enseña a una visitante a bailar areyto en ocasión del 24to. aniversario del Parque Ceremonial Indígena de Tibes. (Fotos / Víctor M. Figueroa)

Por Sandra Caquías Cruz, El Nuevo Dia

PONCE, PUERTO RICO - En un puente de metal desde el que se observaban varias faenas indígenas en el río comenzó ayer un recorrido donde el público se transportó a los tiempos en que los indios habitaron Tibes, un valle al norte de esta ciudad.

Cuatro jovencitas vestidas de indias hacían sus quehaceres en la orilla mientras que dos indios pescaban en el río Portugués. Estos formaron parte de los personajes que recrearon más de un decena de estampas indígenas en el Parque Ceremonial Indígena de Tibes, donde hoy habrá una Casa Abierta con motivo de sus 24to. aniversario.

Los artistas, del Grupo Wakía Arawaka Taína, realizaron un impresionante espectáculo que apenas fue disfrutado por una veintena de personas que visitó ayer el lugar.

Cada una de las estampas eran explicada por los guías turísticos del parque. El recorrido incluyó una estampa que recreó la caza de cotorras y otras aves, por lo que un niño indio subió a las ramas de un árbol mientras imitaba sonidos de aves. Esta escena fue aprovechada para explicar los diversos árboles nativos que tiene este parque ceremonial.

“Estas personas vivían de la naturaleza y para la naturaleza”, precisó el guía turístico Luis Sánchez, quien explicó el uso medicinal de algunas plantas. Otra de las escenas fue en el área del conuco, o siembra. Allí unos 10 indios recrearon las tareas agrícolas.

Mientras, dos hombres metidos en una charca mostraban al público varias jicoteas. Algunos de los visitantes aprovecharon la ocasión para tomarse fotos o grabar en vídeo. Una de las dramatizaciones más vistosas fue en el área de los bohíos, donde realizaron la Ceremonia de la Cojoba, rito en el que los médicos brujos fuman e ingieren pociones que les permiten comunicarse con los dioses.

El recorrido culminó con una demostración del Areyto de la Guasábara, una ceremonia de preparación para la guerra, realizada en la plaza ceremonial y tras la cual el público se unió a los personajes y bailó al ritmo de maracas y otros instrumentos indígenas. “A la verdad que quedé impresionada”, dijo Mayra Rivera, residente en Trujillo Alto, que visitó Tibes junto a su esposo. “Es impresionante y bien bonito”, agregó la joven tras danzar con los indios. El sacerdote español Alberto Fuentes, quien por primera vez visitaba Puerto Rico, dijo que la actividad le pareció “muy interesante”.

Pedro, un niño de nueve años que realizó el recorrido, fue uno de los que se acercó al guía para preguntar la diferencia entre la plaza indígena y el batey. El menor, residente en Ponce y quien estudia cuarto grado, dijo que le gustaba el recorrido “porque aprendo muchas cosas; los areytos, el batey, el bohíque”.

El Valle de Tibes fue poblado por las culturas Igneri y Pre Taína. Los Igneri llegaron a Tibes aproximadamente para el 300 D.C. Gran cantidad de las 143 osamentas encontradas en Tibes pertenecen a esa cultura. La cultura Pre Taína llegó varios siglos después de los Igneri. A éstos se le atribuye la construcción de las plazas ceremoniales y los bateyes que hoy se pueden apreciar en este lugar.


El Grupo Wakia Arawaka Taina dramatiza la Ceremonia de la Cojoba, donde los medico brujos fuman y bailan para comunicarse con los dioses. (Fotos / Victor M. Figueroa)